La microscopía óptica puede revelar el consumo de una mezcla de plantas psicotrópicas y material fúngico en una muerte sospechosa


Light microscopy can reveal the consumption of a mixture of psychotropic plant and fungal material in suspicious death

Tipo: Artículo

Autores: Patricia E. J. Wiltshire, David L. Hawksworth & Kevin J. Edwards

Año: 2015

Publicado por: Journal of forensic and legal medicine

Idioma: Inglés

Resumen:

La examinación post mortem con microscopia óptica de los restos de plantas y hongos en el intestino puede ser capaz de demostrar la ingestión de material natural psicotrópico inesperado. Se describe el caso en el que un “chamán” fue acusado de causar la muerte de un joven varón. El difunto había participado en una ceremonia en la que se bebió ayahuasca con la finalidad de inducir una experiencia psicotrópica. La ayahuasca es una infusión de la Banisteriopsis caapi (liana de la ayahuasca), la cual produce un inhibidor de la monoamino oxidasa, y una o más plantas tropicales adicionales, generalmente Psychotria viridis (chacruna) la cual produce dimetiltriptamina (DMT). El inhibidor de la monoamino oxidase evita que la DMT se descomponga en el intestino, permitiendo su absorción en el torrente sanguíneo y pueda atravesar la barrera hematoencefálica. El análisis toxicológico demostró la presencia de DMT en el cuerpo. La muerte fue reportada como debida al uso habitual de Psilocybe semilanceata (gorro frigio). Este hongo (popularmente llamado “hongo mágico”) contiene psilocibina la cual es hidrolizada en el intestino a psilocina; este compuesto mimetiza a la serotonina, y también provoca experiencias psicotrópicas. La inspección microscópica estableció que el íleon y el colon contenían esporas de Psilocybe y, adicionalmente, polen de Cannabis sativa y semillas de Papaver cf. somniferum (amapola del opio). Ambas especies de plantas producen substancias psicotrópicas. Los análisis micológicos y palinológicos (análisis de esporas) de los recipientes encontrados en la residencia de la persona fallecida también arrojaron abundante evidencia de rastros de estas plantas y hongos. La policía solicito un análisis de DMT, pero no se realizó un estudio de otras sustancias psicotrópicas. Los investigadores se sorprendieron ante la mezcla de materiales alucinógenos que fueron consumidos por el difunto. Los cargos fueron modificados de homicidio involuntario a posesión de sustancias de “Clase A” dado que el perecido había consumido sustancias psicotrópicas no administradas por el “chamán”. Cuando se sospecha que una muerte involucra sustancias procedentes de plantas y hongos, la inspección microscópica de muestras provenientes del intestino puede aportar un método rápido y efectivo de evaluación, dentro de un periodo temporal, de la presencia del material ingerido del que no se hubiera sospechado previamente. Este ejemplo también demuestra la necesidad de ser precavidos en la interpretación toxicológica de resultados dado que la identificación de compuestos inusuales es limitada.

Palabras clave: Psilocibina, Psilocina, Enteógenos, Hongos psilocibios, Legislación de la psilocibina, Taxonomía.

Link a la publicación: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/s1752928x15001018?via%3dihub

Acceso: Contáctanos para solicitar más información al correo: biblioteca_psilocibina@jtp.mx

N/A